Me Miran

A veces, siento que algo está detrás de mí.

Noto su mirada clavándose en mi nuca, observándome con impaciencia.

Intento ignorar esa sensación. Intento controlar mi cuerpo para evitar que las manos me tiemblen y continuar con lo que estoy haciendo. Quiero pensar que si no le hago caso, se irá.

Pero no lo hace.

Pasan los minutos y su presencia continúa ahí detrás, imperturbable, inamovible. Observándome, su mirada sobre mí.

Me parece que oigo algún sonido gutural con la intención de atraer mi atención, de hacer que me gire, pero no quiero. Debo centrar mi atención en lo que estoy haciendo y así poder ignorarlo.

Los nervios van creciendo y mi respiración se acelera hasta que no puedo soportarlo más y entonces, me giro para encarar lo que sea que hay detrás de mí.

Efectivamente; ahí está. Mirándome fijamente, con una expresión de profundo desagrado en su rostro.

— ¿Sí? — le digo.

—Un cortado —responde, molesto por haberlo hecho esperar más de diez minutos.

No tengo más remedio que dejar el inventario a medias, perder la cuenta y hacer el puñetero cortado al cliente. Así no voy a poder terminar nunca.

Si te gustó esta historia y las quieres todas, ¡TODAS!, puedes conseguirlas gratis en formato digital aquí, o  aquí.

Registrado en Safe Creative

8 comentarios sobre “Me Miran

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.