Tarea Repetitiva

No había duda de que era el departamento de Muerte. Aún no había puesto su mano en el pomo de la puerta de ciprés y ya podía oír gritos viniendo del despacho. Antes de decidirse a entrar, y ver que pasaba, saludó con una leve inclinación de cabeza a otra Muerte que venía en dirección contraria y entró en la sala de su superior confiando en que los gritos no tuvieran anda que ver con ella.

Anuncios

Una sinfonía congelada en el tiempo

A veces, cuando observo el mundo, no puedo evitar hacerlo desde fuera, ageno a la situación, como un espectador que está en otro mundo. En esos casos, no veo lo que tengo frente a mí, sino los elementos que lo forman, cada detalle por separado, pero formando un conjunto. Como una serie de elementos independientes … Sigue leyendo Una sinfonía congelada en el tiempo