Día 62 – Un bloqueo con el que no contaba

Querido diario, dos puntos.

Llevo unos días con un bloqueo que no me veía venir.

No me voy a andar con rodeos porque no me apetece; me he enamorado. Ya está. No voy a expandirme con los detalles, porque este no es el tema del blog. Solo digo que no es algo que vaya a ser de un día para otro, va a llevar tiempo, y eso si llegara a ocurrir.

Apenas hace unos días de esto, pero, quizá sea por la tensión o por lo que sea, como poco. Como tener, tengo hambre, pero no me entra la comida ni me apetece realmente nada. Además, duermo mal. Esto sí que es por que mi cabeza le da vueltas a cosas que no tiene que darles vueltas, pero estas movidas no se pueden poner en stand by ni nada; van a su bola.

La cosa es que, entre el cansancio propio del curro, el no comer, maldormir y tener la cabeza en las nubes, como que no estoy para mierdas. Incluso me cuesta centrarme en estudiar. Lo único que hago es ejercicio, pero es por la tensión que la situación me genera (mejor eso que hincharme a helado de chocolate).

Quizá lo use para un relato como ya hice hace años con el de “Rojo labios”.

Así que, ya veremos como avanza el diario, que probablemente sea poco.

3 comentarios sobre “Día 62 – Un bloqueo con el que no contaba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .