La expulsión de Hornol

—Señor EscudodeChicle, haga el favor de concentrarse en su labor —le dijo la voz ya nerviosa del profesor—. La magia es un arte refinado, sus métodos son altamente cuestionables y sus gestos demasiado torpes. Debe aprender a hacerlos más suaves y sutiles. No está trabajando con hierro en una fragua, sino con energías místicas.

Anuncios

Tiempo para escribir

Entre mi nuevo trabajo y estudiar, me falta tiempo para escribir. Me gusta mi curro, y sobre todo las perspectivas de futuro que me ofrece, pero entre el tiempo que empleo en él, y las dos o tres horas que me tiro en el autobus todos los días, no me cunde la vida. Y eso... Seguir leyendo →

La oscura naturaleza de mi verdad

No sé si ese giro en mi vida sacó una parte de mí que había estado pacientemente en letargo, o si me transformó en algo totalmente distinto y ahora observo el mundo con otros ojos. Sea como sea, ya no soy la misma.

Sin ganas

Llevo una época que no tengo ganas de nada. Ni de escribir, ni de fotografía, ni photoshop ni leches en vinagre.

Una espina

  Muchas veces he dicho que no me arrepiento de nada de lo que he hecho, porque de alguna manera u otra, mis alpargatazos han aportado algo positivo, aunque sea aprender de ellos. Pero la verdad es que hay cosillas que se me han quedado como una espina, de las que no he aprendido nada... Seguir leyendo →

Una piedra en el camino

Así estuvo quejándose y empujando sin resultado la roca durante un rato, mientras las mulas seguían a sus cosas de mulas, que es más bien poco. Por fin, se dio cuenta de que alguien lo observaba entre los árboles.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑