Día #71 – El italiano es el idioma de la lascivia

Querido diario, dos puntos. Ayer fui a la cafetería a escribir un rato (dicho sea de paso, estaba la cafetera de memento, que sigue sin reconocerme pero por lo menos me pone el café sin froth). La historia de la botella me está jorobando, así que la voy a dejar de lado un poco. En … Sigue leyendo Día #71 – El italiano es el idioma de la lascivia

Día #67 – La letra perdida

Querido diario, dos puntos. Estoy escribiendo esto mientras windows realiza esa tarea titánica que es arrancar. Quizá lo de dar a on y que las cosas se enciendan es pedir demasiado, pero un hombre puede soñar. En lugar de mi cafetería de confianza, he venido a otra cafeteria muy específica, con una idea en mi cabeza; … Sigue leyendo Día #67 – La letra perdida

Día #60 – Ese lugar mágico llamado cafetería

Querido diario, dos puntos. He vuelto a librar y me he ido a mi cafetería de confianza #2. He pedido mi large-soja-decaf-latte-tohavein-nofroth-please, y esta vez, como lo he pedido en takeaway-cup, no he querido mirar como iba de froth. He seguido con la historia de la botella. Para ponerme en el estado mental, me he … Sigue leyendo Día #60 – Ese lugar mágico llamado cafetería