La voz de la razón

Ella es como mi madre personalizada, todo lo que hace es por mi bien; a fin de cuentas es para lo que está programada. Cuántas veces me habría encontrado sin comida o sin saber dónde aparqué el aerocoche si no me lo hubiera dicho ella. Angel de la guarda y secretaria personal en el móvil, en la palma de mi mano. Miles de felices y satisfechos ciudadanos llevando una vida más fácil sin tener que preocuparse de cosas sin importancia, gracias a sus Asistentes Artificiales.

Anuncios

No Subestimes a la Gente

Descárgalo en PDF, MOBI o EPUB.   Me llamo G., y desde hace años me gano la vida alimentando a Muertos Vivientes. No voy a entrar ahora en detalles de cómo conseguí este trabajo, pero para gente como yo, no está mal. Me ha permitido tener buenos ingresos y un cierto estilo de vida, un … Sigue leyendo No Subestimes a la Gente