El héroes de las mil caras – La huida

En la entrada anterior hablé de que a veces, el héroe no le apetece volver con los suyos.

En el caso de la huída, el héroe no se lo puede plantear porque está más ocupado huyendo de la consecuencia de sus actos.

Por ejemplo, en el cuento de Hans y las judías mágica, le toca salir por piernas cuando el ogro lo descubre. Prometeo huyó con el fuego para escapar (sin éxito) de la ira de los dioses.

En ocasiones, conseguir el objetivo de la búsqueda no es el fin de la historia, sino que el héroe/ina debe escapar. Ya sea porque roba algo y su dueño legitimo lo  persigue, o porque el lugar se viene a bajo.

En ocasiones, esta huida puede suponer toda una trama, con más consecuencias y peleas.

Esta huía puede ser otra manera de manifestar la nueva naturaleza adquirida por el personaje, poniendo a prueba sus capacidades.

En pocas palabras, esto representa que el personaje a conseguido lo suyo cabreando a alguien o causando unas consecuencias nefastas, lo que refuerza el carácter peligroso de la empresa que ha realizado.

En general, no hay mucho más que decir de esto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .