Un hombre tranquilo

Un señor leía tranquilamente un libro, sentado en la terraza de un bar.

—No debería dejarse el móvil en la mesa, señor. Va a venir un ladrón y se lo va a llevar a la carrera en cualquier momento. Hay mucho ladrón por aquí –le advirtió el camarero cuando le sirvió una cerveza.

El hombre sonrió con amabilidad y volvió su vista al libro.

—Ya se apañará… —dijo para sí el camarero.

El señor continuó leyendo, dando sorbos ocasionales a su cerveza, disfrutando del sol.

No pasó mucho rato hasta que,  sin verlo venir, un joven pasó al lado, cogió el móvil  y se perdió de vista a la carrera en la primera esquina. Todo fue tan rápido, que nadie se dio cuenta. Nadie, excepto el señor.

No se inmutó. Dio otro trago a la cerveza.

Sin soltar el libro, con una mano rebuscó en su bolsillo. Sacó un pequeño aparatito  y marcó un código.

Hubo una pequeña explosión a poca distancia que alarmó a la gente.

Abrió un maletín y sacó otro móvil. Lo dejó en la mesa.

Dio otro trago a la cerveza, y siguió leyendo mientras esperaba.

Las imagenes pertenecen a sus autores/as

La promoçió

He recopilado varias de mis primeras historias en un librito muy cuco para amenizar tus ratos de espera en la parada del autobús o mientras estás en el W.C.

Lo puedes conseguir en Amazon aquí.

PORTADA OPCION 2.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s