Día #91 – Porqué escribo

Querido diario, dos puntos.

Hoy estaba hablando con mi novia del tema de lo importante que es la motivación a la hora de hacer algo, por cosas sobre su hija.

En un documental de los Sex Pistols, les atribuían una frase que decía más o menos (porque la digo de memoria):

Es duro, es un infierno. Pero si sabes porqué lo haces, continuarás hasta el final.

En todo este tiempo que llevo escribiendo no he llegado a ningún lado. No he conseguido ningún éxito, ni ser conocido (ni remotamente) en ningún círculo. De hecho, no sé ni teclear, porque de tres letras, una está mal.

De vez en cuando, me da la bajona y me planteo que porqué carajos sigo escribiendo, porqué llevo el blog. ¿Porqué hago… cualquier cosa?

Tengo amigos que se maravillan con el hecho de que haga tantas cosas: estudio una carrera por la UNED, escribo, hago fotografía, intento aprender idiomas, llevo podcast (cosa que tomo y dejo), ahora estoy aprendiendo a dibujar, cada vez que cambio de trabajo lo hago para algo totalmente diferente…

Creo que lo único que he sido constante en todo este tiempo es en la fotografía (y la cojo y dejo por rachas) y escribir. Ahora, espero que el dibujo sea igual de constante, ya que creo que he roto ese bloqueo que tenía.

La cosa es: ¿por qué sigo escribiendo? La respuesta es sencilla y simple: me gusta el proceso. Me gusta crear historias, personajes y situaciones. Me hace sentir bien saber qué esos cuentos están ahí. Probablemente no los leerá ni el Tato, pero si el Tato quiere leeras, pues ahí están, y si no, tambien. Lo bueno que tiene internet es qué es perenne, así que es posible que una historia que haya publicado este año, alguien la lea dentro de diez.

En cualquier caso, me hace sentir bien saber que existen personajes como Samanta, Tobías y Hornol. Que se dedican a marear la perdiz, a ser un grano en el culo del mundo y la sociedad sin realmente pretenderlo. Me gusta saber que Yinnah encontrará su motivación. Que Maxom (alerta spoiler) se redimirá y encontrará su paz interior. Me hace sentir bien que alguien haya traído al mundo real a esas personas, que les haya dado una voz y haya contado sus historias.

Y ya está. Las cosas son sencillas, al fin y al cabo, y el placer al hacer cosas también lo es.

¡Ah! Y hay otro motivo importante: mi novia encuentra muy sexy que escriba (sigo sin entenderlo). Así que tendré que seguir haciendolo aunque sea por mantenerla enamorada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .